16 de junio de 2009

Oración


Que la sangre brotada de mis rodillas se confunda con el más agreste de los pisos donde deba arrastrarme. Que mis heridas cicatricen con la ponzoña de la yerma tierra, sólo para volverse a abrir con más virulencia. Que no sienta más dolor que el que tú me produces cuando la espalda me das; ignorando mi pesado reptar por las huellas que tus pies van dejando camino del olvido de mí, de todo lo que en su día fuimos, de la amnesia de lo nuestro.

Que mis huesos crepiten, luchando contra los límites de la física por conseguir algún milímetro más en esos dedos que intentan tocarte, llamar tu atención, conseguir que des un alto engañoso, una tregua al destino, una barrera al mar. Conseguir en definitiva engañarme y creer que lo nuestro no fue, sino sigue siendo.

Pero soy pecador. Tuve a mi lado un ángel, al que arranqué sus alas. Un ángel al que eliminé su polvo celestial con soplidos de indiferencia. Una mujer a la que envejecí por ignorancia, desprecié por hastío y humillé por hombría. Demasiado crimen para tan poca pena. Por ello aquí estoy, de rodillas ante ti, siguiendo el suave bamboleo de tus nalgas, la excelsa curvatura de tus caderas, la perfecta simetría de tus hombros. Soy reo de una rutina que me hizo olvidar lo maravilloso que era tenerte a mi lado, y ahora que esa monotonía muere siento apagar mi vida con ella.

Por todo ello, que sigas alejándote de mí. Que mis manos no se enreden más entre tus cabellos mientras libaba la miel de tus labios. Que mi cuerpo no pueda fundirse con el tuyo como en aquellas interminables noches de verano. Que mi voz no pueda pronunciar más tu nombre y que mis rodillas no paren nunca de sangrar. Y si algún día me levanto, que sus cicatrices sean el imborrable recuerdo de la diferencia que hay entre el amor ganado de un día, y el perdido de una eternidad.

7 comentarios:

Belén dijo...

Quizá hayas perdido algo, pero solo con la oración, ya has puesto la plegaria :)

Besicos

Dr.Benway dijo...

Eso quién te lo ha dicho el Nichi ¿no?

*Sechat* dijo...

¡Qué bonito y qué de sentimiento en tus palabras! Llego a aquí a través de Yenodeblog y me da que volveré a menudo. Un abrazo.

La Luna, La Estrella... y el Mar dijo...

PRE CI O SO!!!!! Guau, siento repetirme una y otra vez, pero de verdad no sé por q no tienes algo publicado ya... y repetirme tmb en darte las GRACIAS por al menos compartir con tus seguidores lo que en este blog escribes, q menudas maravillas... Me encantó!!!!!
Besitos ^^

angel dijo...

Aun en su dolor estas palabras tienen su belleza. Tu plegaria es un llanto incesante, a veces dejar en libertad lo que ya no te pertenece sea el camino hacia tu propia libertad y el perdon.

Desde el universo dejo mi huella...

Nantes dijo...

Fue más doloroso volverte a ver que el mismo olvido.

Fdo: la antigua flor del mal, renacida en Nantes.

horus dijo...

holaa!!!!!la verdad esta muy bien y es la que me gusta mas de las que e leido...nos vemos..